Make your own free website on Tripod.com

   Napoleón fue un brillante militar francés que participó en la Revolución
Francesa. Debido a su don de mando y gran inteligencia a los 24 años ya
tenía el grado de General.

   Como general, Napoleón se destacó por sus victorias sobre los vecinos
europeos de Francia como Austria, Italia, Inglaterra y Prusia, además de
una notable campaña en Egipto.

   Debido a que la situación en Francia seguía muy revuelta como 
consecuencia de la revolución y que las monarquías europeas 
constantemente atacaban al país, el pueblo comenzó a clamar por un 
hombre fuerte que asumiera el poder. Con este apoyo Napoleón llevó a 
cabo un golpe de estado y asumió el gobierno como primer cónsul en
el año 1800.

   Como gobernante Napoleón comprendió que Francia no podía seguir 
en el caos y las divisiones que la revolución generó; había que ordenar la 
economía, organizar el gobierno y hacer funcionar al país. A esta tarea 
se dedicó con gran éxito convirtiendo en poco tiempo a Francia en el 
país más importante de Europa.

El Imperio Napoleónico
   Debido a su personalidad dominante y egocentrica el 2 de diciembre
 de 1804, Napoleón se hizo coronar emperador por el Papa Pio VII.

   Por otra parte, las naciones de Europa temieron desde un principio 
al nuevo imperio, por lo que se unieron en diferentes coaliciones (pactos) 
con el objeto de luchar en conjunto contra Napoleón. Sin emabargo 
Napoleón los venció: a Austria en la batalla de Ulm; a los rusos en 
Austerlitz y Friedland (1807); a Prusia en Jena (1806); etc. Con todas estas 
victorias Francia se convirtió en el país dominador de Europa.

   El único territorio que Napoleón no pudo conquistar fue Inglaterra
contra la cual perdió en la batalla de Trafalgar (1803). Irritado por
ésto decidió aplicar a los británicos un bloqueo comercial, es decir
prohibió a toda Europa que comprara o vendiera productos a Gran
Bretaña.

   El pequeño reino de Portugal desafió a Napoleón y continuó
comerciando con los ingleses, éste enfurecido decidió atacarla
e invadirla. Como España quedaba en el camino, el emperador
aprovechó de invadir también a ese país y tomar preso a su Rey
Fernando VII. En su lugar puso como gobernante a su hermano
José Bonaparte conocido popularmente como Pepe Botella.


             Napoleón es coronado como emperador


La Caida del Imperio Napoleónico

   La dominación de España resultó muy complicada para
Napoleón, ya que sus habitantes se revelaban y atacaban
constantemente a los invasores usando especialmente el
sistema de guerra de guerrillas. Al mismo tiempo el Zar
Alejandro I de Rusia tampocó respetó el bloqueo comercial
a Inglaterra, por lo que Francia le declaró la guerra.

   El ejército napoleónico dividido en dos frentes (España y
Rusia) no resistió la presión y en 1814 España apoyada por
Inglaterra y Portugal expulsó a los franceses de su territorio.
En tanto en Rusia, el invierno y la lucha llevaron a la muerte
de 500.000 de los 600.000 soldados que Napoleón mandó
a ese territorio. Perdiendo definitivamente la guerra.

   Estas derrotas hicieron que los países europeos invadieran
Francia y destituyeran a Napoleón. Este fue conducido
y dejado prisionero en la isla de Elba. Sin embargo, el por-
fiado Bonaparte se escapó de allí y regreso a Francia para
tomar el poder por 100 días más. Pero de inmediato sus enemigos
externos se organizaron y derrotaron a sus tropas definitivamente
en la batalla de Waterloo. Esta vez fue nuevamente apresado, pero
ahora fue conducido a la isla de Santa Helena en la mitad del
Océano Atlantico. En este lugarm, Napoleón encontró la muerte
en el año 1821.


           Mascara Mortuoria de la tumba de Napoleón