Make your own free website on Tripod.com

 

 

Independencia de las 13 Colonias Norteamericanas

 

 

Origen de las Trece Colonias

 

En Norteamérica existían hacia fines del siglo XVIII trece colonias

que pertenecían a Inglaterra. Estas, estaban habitadas por descen-

dientes de ingleses que habían llegado por razones religiosas o

buscando una mejor vida.

 

Estos colonos habían llegado a un territorio difícil, despoblado y

con indios que oponían fiera resistencia a la ocupación de sus tierras

ancestrales. Sin embargo, en menos de un siglo lo convirtieron

en prósperas localidades con plantaciones agrícolas, puertos,

iglesias, etc. Estos logros y las posibilidades de crecimiento que

vislumbraban para el futuro hacían que los norteamericanos se sintieran

muy orgullosos.

 

Inglaterra había mantenido buenas relaciones con los colonos,

evitando cobrarles grandes impuestos y dejando que se auto -

gobernaran casi completamente, pero a partir de fines del siglo

XVIII esta situación comenzó a cambiar.

 

Causas de la Independencia de las Trece Colonias

Desde Europa no tardaron en llegar a Norteamérica las ideas

de la Ilustración, que planteaban la igualdad de los hombres ante

la ley y el derecho de los pueblos a elegir a sus gobernantes.

Estas ideas calaron muy profundo en la mente y el corazón de

los colonos.

 

Desde ese momento comenzarón a cuestionar el dominio que

sufrían de parte de Inglaterra. Especialmente molestos se

sintieron con el monopolio comercial que los obligaba a comprar

y vender sus productos a Inglaterra, como también con los

impuestos que debían pagar a la Corona.

 

El Rey de Inglaterra conciente de lo anterior eliminó buena parte

de las obligaciones económicas de los colonos, pero dejó el

impuesto al té como símbolo del dominio europeo.

 

La Rebelión de los Colonos

La tensión entre Inglaterra y los colonos fue en aumento

hasta que en diciembre de 1773 en el puerto de Bostón

se subieron un grupo de colonos disfrazados de indios

a un barco inglés cargado de té y arrojaron el cargamento

al agua en señal de protesta por el impuesto a dicho

producto.

 

 

Esto fue el detonante de una larga guerra de 8 años entre

Inglaterra y las fuerzas norteamericanas dirigidas por

George Washington.

 

Finalmente, en 1783 los colonos ganaron la contienda e

Inglaterra se vio obligada a reconocer la independencia

de su ex territorio.

 

De esta forma nacieron los Estados Unidos de América

que se convirtieron en el primer país democrático del

mundo.