Make your own free website on Tripod.com

 

La Reforma Religiosa Cristiana

 Martin Lutero líder del movimiento rupturista cristiano y padre de la iglesia Luterana

Hasta el siglo XVI los países erupéos eran de religión católica . Sin embargo, desde el inicio de la edad moderna se hicieron evidentes graves problemas morales que la afectaban desde la raíz, como la vida licenciosa y lujosa que se daban los altos rangos de la institución comenzando con el Papa, escándalos de todo tipo vinculados con monjes y sacerdotes, etc

Uno de los problemas más serios tenía que ver con la venta de las indulgencias . Estas eran documentos que concedía la iglesia para redimir de un pecado importante a un fiel. Sin embargo, las indulgencias comenzaron a ser vendidas por los miembros de la iglesia como una mercancía, al punto que se prometía que al comprar un buen número de indulgencias se podía estar libre en el futuro de cometer pecados.

El asunto llegó a un extremo intolerable cuando el Papa León X permitió la distribución de una indulgencia especial con el fin de recaudar fondos para la construcción de la basílica de San Pedro.

 Imagen de la Basílica de San pedro

Martín Lutero era un monje agustino alemán que desde hacía tiempo venía cuestionando el accionar del catolicismo. Cuando se enteró de la venta de indulgencia en su natal Wittenberg alrededor de 1517, redactó un total de 95 tesis contra la práctica basada en la biblia y las pegó en la puerta de la iglesia de su ciudad.

A partir de este hecho Lutero se gano la adhesión de miles de católicos en toda Europa convirtiéndose en el líder de un movimiento de crítica a los postulados de la iglesia. Su crítica y revisión se extendió a otros ámbitos más delicados, cuestionó la creencia de que el Papa no se equivocaba, planteo que la interpretación de la biblia era un asunto personal que no requería de la versión oficial de la iglesia, etc.

De esta forma los castigos no tardaron en caer sobre su cabeza, León X lo excomulgó y el emperador Carlos V lo proscribió, es decir lo expulsó de sus territorios y prohibió la difusión de sus escritos entre otros. Sin embargo a esa altura la medida no se pudo llevar a cabo debido a que ya habían influyentes príncipes que apoyaban a Lutero, de hecho uno de ellos (Federico de Sajonia) lo acogió en su castillo durante dos años.

Lutero terminó creando una nueva iglesia conocida como luterana con la cual dividió por primera vez a los cristianos entre dos tendencias, pero además su actitud invitó a la formación de otras iglesias cristianas en toda Europa como Calvinistas, Anglicanos etc, con lo que el quiebre religioso fue definitivo.